Glosario de terminología cosmética

La educación sobre los componentes cosméticos es extremadamente importante para nosotros. Por eso elaboramos un diccionario de términos y expresiones menos conocidos que encontrarás en nuestra web, pero también en las descripciones de otros productos y sus efectos en la piel. Para hacer preguntas correctas e informarse sobre los aspectos importantes del proceso de formulación de cualquier producto en el mercado, es necesario comprender el vocabulario cosmético.

COMPONENTES DE UN PRODUCTO COSMÉTICO

ANTIOXIDANTES: materias primas que previenen la degradación oxidativa. Son uno de los componentes anti-age más importantes en la cosmética. Los antioxidantes más conocidos son las vitaminas C y E y extractos de plantas como resveratrol, té verde, regaliz, etc.

CONSERVANTES: sustancias que previenen la contaminación microbiológica; por ejemplo, fenoxietanol, ácido benzoico, propilparabeno, etc.

DISOLVENTES: facilitan la disolución o dispersión de sustancias activas; por ejemplo, agua purificada, propilenglicol, aceites minerales, metilpropanodiol, etc.

EMOLIENTES / LÍPIDOS: sustancias que nutren la piel y hacen una capa protectora lipídica; por ejemplo, alcoholes grasos y ceras.

EMULSIFICANTE: sustancias que estabilizan las emulsiones y mejoran la solubilidad de las sustancias activas; por ejemplo, polisorbatos y monoestearatos.

HUMECTANTES: sustancias que mantienen los niveles de humedad y previenen la pérdida de agua; por ejemplo, glicerol, ácido hialurónico, sorbitol, xilitol, etc.

MODIFICADORES DE PH: optimizan el pH del producto; por ejemplo, ácido cítrico e hidróxido de sodio.

QUELADORES: ingredientes que unen iones metálicos y potencian el efecto de los conservantes; por ejemplo, ácido etilendiaminotetraacético (EDTA).

SURFACTANTES / TENSIOCATIVOS: materias primas que reducen la tensión superficial del agua y permiten la eliminación de grasas e impurezas; por ejemplo, lauril sulfato de sodio, lauril éter sulfato de sodio, etc.

GLOSARIO DE TEXTURAS Y FUNCIONES COSMÉTICAS

ÁCIDOS: materias primas como ácido salicílico (BHA), gluconolactona (PHA) y ácido glicólico, láctico y mandélico (AHA). Reparan la función dérmica dañada y la apariencia acelerando el intercambio celular. El ácido salicílico se recomienda para pieles propensas a poros y comedones obstruidos, mientras que los ácidos AHA son fantásticos para reparar la textura y la pigmentación superficial. Para el tratamiento del acné y comedones (con marcas de pigmentación postinflamatorias), la combinación de AHA y BHA es ideal.

RETINOIDES: incluyen un grupo completo de ingredientes que actúan simultáneamente sobre el acné y ralentizan el envejecimiento visible de la piel - el ácido 13 cis retinoico (isotretinoína), retinol, retinaldehido, tazaroteno y adapaleno. El palmitato de retinilo es el retinoide mejor tolerado, pero también es menos potente que otros retinoides. El retinol y retinaldehid representan el estándar de oro en los productos cosméticos, mientras que las formas más potentes de isotretinoína, tazaroteno y adapaleno están disponibles solo con receta médica. No se recomienda su uso durante el embarazo debido a su efecto teratogénico que aumenta el riesgo de malformaciones en el feto.

PRODUCTOS ANTIEDAD: término que debe utilizarse para aquellos productos que se caracterizan por una buena sinergia de principios activos dirigidos a prevenir el envejecimiento prematuro y todos los cambios morfológicos que lo acompañan (arrugas, despigmentación, cambios de textura). Los productos a base de péptidos, ácidos, ácido retinoico y sus derivados, vitaminas C y E, antioxidantes vegetales, niacinamida, zinc PCA y ácido hialurónico tienen este tipo de efecto si los ingredientes indicados se utilizan en dosis clínicamente adecuadas. Desafortunadamente, no existe una regulación legislativa de este término, por lo que también se puede encontrar en productos que no tienen ninguno de los ingredientes enumerados o los incluyen, pero en cantidades insuficientes.

ACTIVO: el agente activo al que generalmente se refiere el fabricante cuando describe los efectos de un producto. Estos ingredientes son importantes porque son los responsables del efecto que tiene el producto sobre la piel. Se trata principalmente de ingredientes del grupo de antioxidantes, humectantes y emolientes.

EXFOLIANTES: también conocidos como ‘’peeling químico’’, eliminan las células muertas restantes que le dan a la piel un aspecto áspero, escamoso y descuidado. También ayudan a la piel a normalizar la secreción de sebo de los poros. En pocas palabras, la piel comienza a ‘’respirar’’ libre de impurezas restantes y luce fresca y rejuvenecida. El pH del producto debe estar entre 3 y 4 para que el exfoliante sea eficaz y si no se indica explícitamente en la descripción del producto, es principalmente porque es significativamente más alto (y por lo tanto hace que el producto sea menos eficaz).

PRODUCTO FPS: el FPS significa ‘’factor de protección solar’’ o factor de protección UV. Distinguimos entre el daño causado por los rayos UVA y UVB. El daño por UVA se encuentra más profundamente en la dermis, mientras que el daño por UVB se manifiesta como piel quemada (en la superficie). El FPS se expresa numéricamente y en verano se recomienda utilizar FPS30 o superior y reaplicarlo varias veces durante el día en caso de exposición prolongada a la luz solar directa.

PH DEL PRODUCTO: acidez o alcalinidad del producto. La piel prefiere un pH ácido, es decir, un pH inferior al pH neutro que equivale a 7. La acidez natural de la piel varía entre 4,5 y 5,5. Los productos alcalinos como el jabón resecan la piel, alteran la barrera hidrolipídica de la piel y la hacen sensible a los efectos ambientales exógenos.

CRUELTY FREE: un producto que no ha sido probado en animales, cuyas materias primas no han sido probadas en animales y que no se vende en China, donde las pruebas en animales siguen siendo obligatorias por la ley.

GLOSARIO DE TÉRMINOS DERMATOLÓGICOS

EPIDERMIS: capa superficial de la piel; lo que vemos y llamamos piel.

DERMIS: la segunda de las tres capas de la piel. Aquí es donde surgen la mayoría de los problemas dermatológicos, incluido el acné, que luego vemos en la superficie de la epidermis.

COLÁGENO: una proteína estructural que se encuentra en el tejido conectivo. El colágeno y la elastina son los dos componentes más importantes para mantener la apariencia juvenil de la piel. Su producción disminuye con el tiempo, provocando un envejecimiento visible de la piel.

FOTOENVEJECIMIENTO: envejecimiento cutáneo prematuro, provocado por la exposición sin protección a la radiación UV. El envejecimiento de la piel que no acorde con la edad cronológica.

FOLÍCULO: punto en la dermis donde se unen el cabello y las glándulas sebáceas que secretan sebo (grasa). La función del cabello es extraer el sebo a la superficie de la piel, pero el canal folicular a veces se obstruye y luego se forma un microcomedón. Un microcomedón en el que se acumula una mezcla de sebo y células muertas residuales es la fase inicial en el desarrollo del acné.

HIPERQUERATOSIS DE RETENCIÓN: trastorno (principalmente de etiología genética) que impide el funcionamiento normal de la piel. La piel produce demasiada queratina que permanece descascarada mucho tiempo, lo que a su vez conduce a la obstrucción de los poros y, como resultado, la multiplicación de la bacteria C. acnes.

COMEDONES: cada comedón se desarrolla de un poro obstruido y comienza como un microcomedón que no es visible a simple vista. Con el tiempo, el microcomedón se convierte en macrocomedón en forma de puntos negros (comedones abiertos con punta negra oxidada) y comedones cerrados (pápulas del color de la piel, propensas al desarrollo del acné). La terapia recomendada consiste en comedolíticos (retinoides) y queratolíticos (ácidos).

SEBO: sustancia grasa secretada por nuestras glándulas sebáceas y una manifestación de piel grasa. El sebo es una mezcla de lípidos polares, lípidos neutros, ésteres de cera, escualeno y triglicéridos. La oxidación del sebo provoca una respuesta inflamatoria de la piel y es precisamente la combinación de esta irritación y un poro obstruido la principal responsable del acné inflamado.

ANDRÓGENOS: grupo de hormonas sexuales como la testosterona y dihidrotestosterona (DHT) que estimulan la secreción incontrolada de sebo y empeoran el acné.

HIPERPIGMENTACIÓN: principalmente manchas marrones provocadas por alteraciones hormonales. Las más comunes son el melasma y la hiperpigmentación postinflamatoria del acné en personas con piel más oscura (oliva).

ERITEMA POSTINFLAMATORIO: máculas rojas que quedan después del acné y otros tipos de pequeñas heridas como parte del proceso normal de curación. Puede durar desde unos pocos días hasta algunos años, dependiendo de la gravedad de la inflamación y debe tratarse de manera diferente en comparación con la hiperpigmentación clásica.

DESCAMACIÓN: otro término para el peeling natural de la piel. La descamación irregular provoca la obstrucción de los poros y procesos inflamatorios en la piel.

Productos recomendados