Somos Skintegra

Estamos aquí para hacer tu vida más fácil

SELECCIONADO CUIDADOSAMENTE PARA VOSOTROS

Nuestra gama de productos para el cuidado de la piel se selecciona y adapta cuidadosamente. El intenso trabajo detrás de cada producto no se detiene en el momento de lanzamiento del producto al mercado. En realidad, entonces comienza el trabajo duro. Nuestro equipo de investigación y desarrollo avanza, se adapta y reevalúa constantemente. Cuando se trata de tecnologías cosméticas e ingredientes innovadores, consideramos cuidadosamente lo que queremos usar en nuestros productos y ese tipo de enfoque detallado nos mantiene contentos con nuestro trabajo.

HECHO EN CROACIA

¿Sabes que todos nuestros productos se fabrican en Croacia? Puede que no lo sepas, pero este hermoso país (más conocido por sus impresionantes paisajes) también es el hogar de nuestras fórmulas.

RETRIBUYENDO A LA COMUNIDAD

Skintegra combina el cuidado de la piel con un enfoque ético, que es la parte más importante de la identidad de nuestra marca. Creemos en un cuidado de la piel suave y consistente; en los ingredientes cuidadosamente seleccionados y combinados holísticamente en excelentes fórmulas. Ponemos salud de la piel por encima de la belleza.

Todas nuestras fórmulas son veganas y libres de crueldad animal. No distribuimos los productos a países en los cuales las pruebas en animales siguen siendo una triste realidad. De hecho, hemos hecho más al asociarnos con refugios de animales locales. Cada año, donamos parte de nuestras ganancias a los animales abandonados y cuidados por varios refugios de animales sin fines de lucro.

Por último, pero no menos importante, anualmente donamos nuestros productos a mujeres y niños en casas de acogida croatas. Podéis pensar que esto es trivial, pero pensadlo de nuevo. Tener un sentido de normalidad y autocuidado es el comienzo de la curación que tanto deseamos para las personas que se encuentran en una situación difícil. Alguien reconoce vuestro valor y belleza; repetidlo cada día.

¡CONOCED A JELENA!

Inspirada por la lucha con mi propia piel, decidí crear una línea de cuidado de la piel para alguien como yo.

Esta es mi historia. Mi piel siempre ha sido problemática. Trabajando como editora y columnista de belleza, durante años trataba de lograr el aspecto de piel que los medios me enseñaron a ser la mejor apariencia de piel que todos deberían poder lograr. Aspiraba a tener una piel perfectamente uniforme sin poros ni arrugas, probé rutinas complicadas y diferentes tratamientos de belleza (¿te suena familiar?). Sin embargo, ninguna de estas cosas funcionó para mi piel: mixta a grasa, propensa a comedones y acné, acompañada de rosácea. Quería cambiar la representación deshonesta, engañosa y unidimensional de la piel ‘’perfecta’’ en los medios. Pero, ya no podía ser una observadora pasiva, escribiendo sobre tratamientos que no funcionaban para mí. Así decidí crear la marca con la que soñaba y así nació la idea de Skintegra. Además de los productos excelentes, nuestro enfoque práctico y educativo es la otra mitad del éxito. Una excelente orientación y educación sobre los productos es lo que realmente garantiza que las personas reconozcan el tratamiento adecuado y lo usen correctamente. Incluso la piel clara, delgada y sensible como la mía se puede tener bajo control con una rutina constante. Es esencial conocer tu piel y trabajar con ella (no contra ella), usando productos adecuados. No me rendí y estoy aquí para decirte que tú tampoco deberías hacerlo.