¿Qué es el método de la doble limpieza?

Si te interesa el cuidado de la piel, nos sigues regularmente en las redes sociales y todos tus amigos han cambiado la forma de limpiar la piel del rostro, sin duda debes haber oído del método de la doble limpieza.  

El método de la doble limpieza es tan simple como parece: se limpia el rostro dos veces con dos limpiadores de textura y uso diferentes.

Es necesario limpiar la piel cada noche de impurezas, sebo, protector solar y maquillaje, pero con suavidad, sin resecar ni alterar el equilibrio de la barrera hidrolipídica. Los limpiadores son un paso muy importante en cualquier rutina ya que preparan la piel para el resto del cuidado y porque una limpieza inadecuada puede provocar deshidratación, irritación, poros obstruidos y empeoramiento del acné.

La doble limpieza implica dos pasos:

Primer paso: limpiador a base de lípidos (aceite, bálsamo o leche)

Segundo paso: limpiador a base de agua (espuma o gel)

Un aceite limpiador como nuestro Atomic se utiliza como primer paso. Atomic es exclusivo debido al hecho de que se basa en triglicéridos caprílicos que son extremadamente estables, con un perfil químico muy seguro y no irritante. El aceite atrae aceite, por lo que esa textura es esencial para la eliminación suave pero eficaz de productos con factor protector, lápices labiales, polvos con una densa cobertura, correctores y otros productos pigmentados. Este tipo de producto requiere una base de aceite que disuelva y elimine de la piel los filtros de protección UV resistentes (diseñados para permanecer en la piel el mayor tiempo posible) y los pigmentos.

El aceite limpiador se aplica a mano sobre el rostro seco y maquillado. No se necesita usar algodón, sino un masaje suave con las yemas de los dedos derretirá el maquillaje. Luego se agrega agua gradualmente para emulsionar la fórmula de aceite y convertirla en leche. Dedica al menos 20 a 30 segundos al primer paso, idealmente un poco más. A menudo ocurre que el masaje no se realiza adecuadamente, así que asegúrate de usar el producto correctamente. No es suficiente solo aplicar el producto rápidamente y enjuagarlo. Tómate tu tiempo.

El segundo paso es un limpiador a base de agua como nuestro Amphibian. El gel limpiará la piel de todas las impurezas residuales, pero es necesario que sea suave y que no reseque la piel. Los limpiadores en gel están formulados a base de tensioactivos, es decir, surfactantes que reducen la tensión superficial del agua y permiten la eliminación de impurezas y sebo. Algunos de los tensioactivos más conocidos, SLS Y SLES, tienen un alto potencial irritante y pueden resecar debido a sus fuertes propiedades limpiadoras, por lo que se debe minimizar su uso. En productos para pieles sensibles y en limpiadores faciales suaves, con mayor frecuencia se utilizan los tensioactivos anfóteros suaves ya que tienen el potencial irritante mínimo, podría decirse insignificante. Por eso fueron elegidos para nuestro Amphibian, para que la experiencia de limpieza sea lo más suave posible. Sabemos que sabes cómo usar un gel limpiador, ¿no? Necesitas agua para espumar el producto antes de enjuagarlo por completo.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Realmente necesito hacer una doble limpieza todas las noches?

Sí, incluso si no te maquillas, te recomendamos un aceite limpiador para eliminar los filtros de protección UV del SPF.

¿Puedo usar dos limpiadores en gel?

No, la doble limpieza no es tan literal y el punto es usar aceite como primer paso.

¿Cómo me limpio la cara por la mañana?

Todo lo que hagas con tu rostro debe ser suave y realizado para mantener la barrera hidrolipídica de la piel sana. Por tanto, por la mañana es suficiente lavar el rostro con agua si no te despiertas con tu piel o zona T grasas. De lo contrario, un gel limpiador suave es suficiente.

Productos recomendados